Night Life

“LobbyTO Karkadé”, el cóctel del Gran Hotel Inglés (Madrid)

Símbolo del Madrid de otra época, el Gran Hotel Inglés se ha convertido en uno de los referentes de la elegancia y la vanguardia. Un hotel de otra época que renace, y que incorpora en su singular espacio una coctelería que merece la pena disfrutar y saborear.

Es un auténtico clásico madrileño. Uno de esos establecimientos con tanto tiempo de historia que forma parte del imaginario de la ciudad e, incluso, de su paisaje. El Gran Hotel Inglés ha sido testigo mudo de la historia de Madrid, convirtiéndose ya en la época de su apertura en un referente de la elegancia y el glamour. Un encanto que cayó en el olvido hasta que, en abril, volviera a abrir sus puertas recuperando todo el esplendor de sus inicios. Una forma de honrar los inicios de un hotel con más de 130 años de historia.

La nueva deriva del Gran Hotel Inglés ha transformado el antiguo en un delicioso hotel boutique de lujo. Un espacio recuperado por la cadena hotelera Hidden Away Hotels que, fiel a su filosofía, obra el milagro de recuperar hoteles con historia para devolverles su luz. El Gran Hotel Inglés es una muestra viva de ello. Tras dos años de rehabilitación y reforma, este establecimiento ha reabierto sus puertas manteniendo esa atmósfera que un día encandiló a Matisse o Valle-Inclán.

Y es que si algo ha conservado el Gran Hotel Inglés es una de las joyas de su pasado: el espíritu Art Decó que le dio personalidad en sus inicios. Algo que puede disfrutarse desde el mismo lobby que es, en sí mismo, una declaración de intenciones. Lejos del mostrador habitual de una recepción, en el Gran Hotel Inglés encontraremos una espectacular barra de bar hecha de una sola pieza.

Pero no solo eso: esta impresionante entrada convive con una biblioteca que le va a la zaga. Más de 600 referencias como homenaje a los años en los que Gran Hotel Inglés era lugar de cita de tertulias literarias. Un guiño al pasado que, hoy, incita a disfrutar de la lectura de otra manera: con un cóctel en la mano. Una invitación a la que resulta difícil resistirse.

Cócteles del Gran Hotel Inglés

En este ecléctico espacio, en el que el tiempo puede pasar de maneras bien distintas, trabaja Miguel Fajardo. Un bartender enamorado de la coctelería para el que la hospitalidad es parte inherente de las habilidades de un profesional. Nacido en California, sus primeros pinitos en el mundo de la barra fueron casuales. Comenzó trabajando en sala en restaurantes de guía Michelin, pero sin perder nunca de vista el trabajo de los sumilleres.

Sería un trabajo de verano en Puerto Banús cuando decidiera dar el salto y profesionalizarse. Gracias a un compañero, que le enseñó las bases de la coctelería de playa, sería como decidiera formarse como bartender aunque empezaría de manera autodidacta. Unos comienzos que le atraparían hasta el punto de que no concibe su vida sin una barra de por medio.

Miguel Fajardo de Gran Hotel Inglés

Nombre del local: Gran Hotel Inglés
Nombre del bartender: Miguel Fajardo

¿Cuál es el botánico o el garnish sin el que no podrías vivir? Los cítricos básicos como el limón, la lima o la naranja. Son muy versátiles, de una simplicidad elegante y, con un poco de creatividad, dan un juego increíble.

El bartender ¿nace o se hace? Se hace… ¡y te hacen! El bartender se va haciendo a través de conocimientos básicos y, sobre todo, de la experiencia detrás de la barra. Un lugar para el que es imprescindible contar con el don de la hospitalidad. Don con el que se hace, y que se ha de desarrollar. También te ayudan a tenerlo tus propios clientes. Esos que primero vienen a disfrutar de sus tragos habituales, y pronto se atreven a probar nuevas recetas que les puedas sugerir. Y entonces sí te conviertes en un auténtico bartender.

¿Hacia dónde crees que evoluciona la coctelería en España? Como en todo, hay ciclos y tendencias. En mi opinión, los profesionales estamos aprendiendo ya no solo a crear nuevas mezclas y tragos. También a demostrarle al consumidor que puede beber cosas diferentes, como un buen cóctel clásico, y disfrutar de las bebidas. Cada vez vemos más profesionales del sector que impulsan el cóctel. Y creo que, con trabajo y empeño, lograremos transformar la tendencia de la coctelería en una costumbre.

¿Qué es lo más divertido que te ha pasado detrás de la barra? Para mí, lo más divertido son los momentos de alto volumen. Cuando no hay tiempo ni para beber agua al lado de un buen compañero pero sí lo hay para reírte, disfrutando del trabajo. No hay momento como el final de un servicio caótico pero bien resuelto en equipo.

¿Por qué cóctel sientes especial predilección? Por el Negroni. Un cóctel fácil, simple, con el equilibrio perfecto.

¿Qué es lo que más te gusta de Brockmans? En primer lugar, me sedujo tanto su botella como su filosofía de marca. Y luego me rendí a su sensualidad, con la que puedes hacer de una receta moderna una diferente y arriesgada con un aroma característico e inconfundible.

“LobbyTO Karkadé”, ¿por qué has llamado así a tu cóctel? “Karkadé” es una palabra originaria de Egipto que significa “agua de bienvenida”, elaborada a base de flores de hibiscus. Y mi cóctel es con el que damos la bienvenida a nuestro lobby.

Coctelería Gran Hotel Inglés

Ingredientes del cóctel del Gran Hotel Inglés

  • 45 ml. Brockmans Gin
  • 20 ml. zumo de limón
  • 15 ml. de infusión de hibiscus
  • 20 ml. de vermut blanco
  • 15 ml. de licor de flor de sauco
  • 10 ml. de clara de huevo

Elaboración del cóctel del Gran Hotel Inglés

Añadimos las cantidades de Brockmans Gin, zumo de limón, infusión de hibiscus, vermut blanco y licor de flor de sauco en una coctelera junto con la clara de huevo y hielo macizo. Agitar enérgicamente.

Sacamos todo el hielo de la coctelera, y volvemos a agitar enérgicamente.

Servir en un vaso tipo Tom Collins con hielo.

Decorar con hojas de hierbabuena, flores de pensamiento y flores de hibiscus deshidratadas.

Un cóctel fresco y aromático con el que el Gran Hotel Inglés da la bienvenida a sus clientes. Una manera elegante y deliciosa de honrar el pasado y el futuro de un lugar con mucha historia.