Night Life

“Casanova”, el cóctel de Pointer Madrid

Espíritu viajero y elegancia se conjugan en Pointer Madrid. Uno local que, en menos de dos años, se ha convertido en un referente de moda en la ciudad. Un lugar que, además de su cuidada gastronomía, ofrece una carta de coctelería para vivir plenamente la experiencia. Y, entre sus propuestas, este cóctel de autor con Brockmans.

Entrar en Pointer Madrid es sumergirse en un espacio de sofisticación diseñado al milímetro. Un lugar que invita a disfrutar con los cinco sentidos nuestra visita. Su puesta en escena es, quizás, uno de los causantes de las sensaciones que despierta. Su interiorismo, sumamente cuidado, juega con el color dorado y el cuero para crear esa atmósfera única propia del local. Algo que recuerda, inconscientemente, a esas imágenes que el cine nos ha regalado de la época del Gran Gatsby. Lejos de esa imagen de desenfreno, Pointer Madrid es un espacio pensado para la reunión alrededor de la mesa. Una fórmula perfecta para saborear el tiempo en la mejor compañía.

Pero el éxito de Pointer Madrid no es, únicamente, su increíble decoración. También lo es una cuidada gastronomía, fruto de la creatividad de su chef: César Galán. Un cocinero que ha recorrido medio mundo, capturando en cada destino aquellos matices y bocados que despertaban su imaginación culinaria. Una que queda plasmada en la ecléctica carta de Pointer Madrid. En ella es posible disfrutar de platos de toda la vida reinterpretadas pero, también, de recetas con matices exóticos que sorprenden al comensal.

Y si estos dos argumentos no fueran suficiente para dejarse cautivar por Pointer Madrid, cuenta con otro atractivo más: su situación. Ubicado en Marqués de La Ensenada, cuenta con unas inmejorables vistas sobre la Plaza de Colón. Un paisaje urbano ideal para disfrutar, sobre todo, de noche.

Pointer Madrid

Semejante escenario se redondea con su propuesta de coctelería. Una en la que conviven cócteles clásicos con propuestas de autor, y que capitanea Fran Gordillo. Un bartender que se siente como en casa en Pointer Madrid, ya que crea tras su barra desde que el local abrió sus puertas hace casi dos años. Este espacio ya es su hábitat natural, desde que hace cinco años decidiera dedicarse profesionalmente al mundo de la coctelería. Algo que, en realidad, no hacía más que dar respuesta a la que siempre había sido su vocación.

Su relación con la coctelería comenzó, en realidad, hace muchos años. Como el propio bartender dice, se ha criado entre barras. Algo que le permite conocer a fondo el sector en el que trabaja, y al que se ha dedicado plenamente. Ávido por conocer técnicas, sabores y tendencias; su historia es la de un hombre curioso que experimenta y crea para crecer cada día. Algo que pone en práctica en cada copa que elabora o imagina en Pointer Madrid.

Fran Gordillo de Pointer Madrid

Nombre del local: Pointer Madrid
Nombre del bartender:
Fran Gordillo

¿Cuál es el botánico o el garnish sin el que no podrías vivir? La canela. Podría dar muchos argumentos a esta respuesta. El principal es su gran carácter versátil a la hora de poder combinarla con muchos tipos de bebidas y otros botánicos.

El bartender ¿nace o se hace? Pueden existir y convivir ambos profesionales. A lo largo de mi carrera, he trabajado con profesionales que habían nacido para esta profesión. Gente que se había enfocado desde el principio de formarse en ello. Algo 100% vocacional. Sin embargo, también he trabajado con grandes profesionales que, gracias a su perseverancia y empeño, han llegado a tener un gran conocimiento de materias y técnicas. Algo que les ha hecho posicionarse como grandes profesionales de este sector.

¿Hacia dónde crees que evoluciona la coctelería en España? En los últimos años, España ha evolucionado de forma exponencial en todo el sector gastronómico. Algo que ha permitido que exista una tendencia a fusionar las técnicas de la alta cocina con la coctelería. Un hecho vital para permitir la creación de muchos más combinados con texturas, caracteres y sabores que antes no podíamos imaginar.

¿Qué es lo más divertido que te ha pasado detrás de la barra? Una de las mejores cualidades de la hostelería es su dinamismo. Esto hace que cada noche sea distinta, y tenga sus anécdotas propias. Si tuviera que quedarme solo con una, lo haría con el día en el que Sergio Ramos metió el gol en el minuto 93 de la final de las Champions League. Aquello fue un descontrol total. La gente saltaba por la barra, hasta el punto de que me encontré a un hombre tirado dentro.

¿Por qué cóctel sientes especial predilección? Una de mis predilecciones son los sabores añejos y la gran elaboración que se pueden encontrar en cócteles como el Old Fashioned.

¿Qué es lo que más te gusta de Brockmans? Es una ginebra muy completa. Es una increíble fusión entre los caracteres rudos y secos típicos de la ginebras clásicas, y los toques delicados y afrutados tan demandados por el público actualmente. Clásico y moderno, sobriedad y fusión. Historia e innovación. Todo se mezcla en ese equilibrio perfecto de los botánicos de esta ginebra.

Casanova“, ¿por qué has llamado así a tu cóctel? Rafael Casanova fue uno de los mayores Don Juanes que la historia italiana nos ha brindado. Como él, mi cóctel es el amante perfecto. Reúne elegancia y picardía, delicadeza y desparpajo. Suavidad y lujuria. La combinación perfecta por la que cualquier fémina querría pasar una noche única.

Cóctel Casanova de Pointer Madrid

INGREDIENTES DEL CÓCTEL DE POINTER MADRID

  • 60 ml. de Brockmans Gin
  • 30 ml. de puré de higo
  • 25 ml. de zumo de lima y limón
  • 10 ml. de sirope de azúcar
  • 25 ml. de clara de huevo
  • Dash de bitter de naranja
  • Rosa para la decoración

ELABORACIÓN DEL CÓCTEL

Mezclar en la coctelera sin hielo las cantidades de Brockmans Gin, puré de higo, zumo de lima y limón, sirope de azúcar, bitter de naranja y clara de huevo. Hacer dry shake.

Añadir hielo macizo a la coctelera y batir enérgicamente.

Servir en una copa tipo Coupette. Decorar con una rosa.

Un cóctel perfecto para seducir el paladar. Para dejarse cautivar por la propuesta de Pointer Madrid, su atmósfera y su sabor. ¡Imposible resistirse!