No es solo un recipiente. La cristalería en coctelería forma parte de la propia experiencia de disfrutar de un cóctel. Además de ser la carta de presentación, ese primer impacto visual con el que comienzan las sensaciones, su elección responde también a motivos que pueden cambiar la percepción del cóctel: el tipo de vaso o […]

No es solo un recipiente. La cristalería en coctelería forma parte de la propia experiencia de disfrutar de un cóctel. Además de ser la carta de presentación, ese primer impacto visual con el que comienzan las sensaciones, su elección responde también a motivos que pueden cambiar la percepción del cóctel: el tipo de vaso o copa puede incidir en el sabor.

Una buena razón para conocer por qué determinado tipo de cristalería es adecuado o no para un cóctel, pero también para descubrir qué tienen de singular unas u otras copas.

Sea cual sea su forma, hay una premisa básica en la cristalería de coctelería: la calidad del cristal. No solo ha de ser completamente transparente (con vistas a poder apreciar los colores y matices de un cóctel) sino que, además, cuanto mayor sea la calidad con que esté realizado mejor será la experiencia de saborearlo.

10 COPAS Y VASOS DE COCTELERÍA

Aunque no existe una clasificación oficial, sí es cierto que determinados cócteles están irremediablemente unidos a determinado tipo de copa o vaso. En la mayoría de las ocasiones esta elección responde a características específicas de preservación de temperatura o aromas pero, en muchas otras, tan solo se debe a una cuestión estética.

La diversidad de copas y vasos en coctelería es amplísima. Sin embargo, hemos seleccionado diez que no pueden faltar en la barra de un barman ni en casa de quienes sean aficionados a la coctelería.

COPA DE CÓCTEL O MARTINI

BROCKMANS GIMLET

BROCKMANS GIMLET

Es un símbolo de la elegancia en coctelería a pesar de que es una de las copas más clásicas que existen. De tamaño algo menor que otras copas de coctelería (su capacidad oscila entre los 150-200 mililitros), su forma cónica invertida (con una base delgada y boca con gran apertura) es perfecta para cócteles que se enfríen en coctelera y no precisen hielo al ser servidos. Su única exigencia es que precisa de una decoración sencilla.

La copa Martini es perfecta para cócteles como el Gimlet, Cosmopolitan o el Dry Martini.

COPA DE BALÓN

Perfect Serve de Brockmans

Perfect Serve de Brockmans

La copa por excelencia de los combinados como el gin tonic pero, también, de los cócteles decorados con nata. Por su forma, es la copa perfecta para preservar la temperatura del cóctel ya que permite sujetar la bebida sin entrar en contacto con los hielos. Además, la amplitud de la boca de esta copa permite que la ginebra se expanda con la tónica.

Un aspecto que facilita saborear en conjunto la armonía de la mezcla y percibir aromas tanto de botánicos como de los cítricos que los acompañan en el caso del perfect serve de Brockmans.

VASO OLD FASHIONED

BROCKMANS BRAMBLE

BROCKMANS BRAMBLE

Corto, ancho y pesado el vaso Old Fashioned es un clásico de la coctelería y perfecto para las bebidas on the rocks. Su capacidad (entre 220 y 250 mililitros) es perfecta para disfrutar cócteles que requieran mucho hielo.

Es el vaso preferido para quienes consumen whisky solo o con agua, pero también para cócteles con rotundidad aromática como el Bramble.

VASO HIGHBALL

El más utilizado en locales y bares de copas. Comúnmente llamado vaso de tubo, también recibe el nombre de Long Drink dado que es perfecto para combinados largos. Alto y estrecho, su capacidad (entre 280 y 300 mililitros) es perfecta para alcoholes mezclados con refrescos.

VASO TOM COLLINS

Brockmans Tom Collins

Brockmans Tom Collins

Vaso largo y alto ideal para cócteles que combinen en su preparación zumos de frutas con bebidas alcohólicas. Su nombre honra la tradición de su uso: el vaso Tom Collins fue el preferido de los bebedores de cócteles con ginebra en los años de la Ley Seca.

Su capacidad (que oscila entre los 250 y los 400 mililitros) es perfecta para cócteles que requieran hielo picado o en forma de perlas y, por supuesto, para el cóctel que le da nombre.

CATAVINOS

Aunque no es propiamente una copa de coctelería, sí es necesaria en ella. Gracias a la forma del catavinos (de boca cerrada y con los bordes ligeramente inclinados hacia dentro) es posible olfatear correctamente los aromas y matices de una bebida.

VASO TODDY

Cóctel Hot Toddy

Cóctel Hot Toddy

También llamada taza Irish Coffee. Aunque es un clásico de la coctelería, es cierto que su uso está restringido a los cócteles calientes. Amplio, con una capacidad media (entre los 170 y los 230 mililitros) y con cristal grueso su principal particularidad es que asemeja una taza de cristal por su asa.

La evolución estética, que también influye en la coctelería, ha procurado que este vaso elimine el asa y modifique ligeramente su diseño siendo, cada vez más, un vaso similar al Old Fashioned aunque más redondeado y con una base más rotunda habitualmente labrada.

Es el vaso enseña de cócteles como el Hot Toddy y de los ponches calientes.

COPA HURACÁN

Es, quizás, la menos utilizada en coctelería con alcohol y una de las favoritas de las propuestas sin. De base ancha y cáliz amplio, es una copa perfecta para bebidas tropicales que requieran mucha decoración pero también para cócteles tan famosos como el San Francisco.

COPA DE CHAMPAGNE

brockmans-coctel-navidad-brockmopolitan

Se la considera la copa clásica de la coctelería. De boca ancha y no excesivamente alta, la copa de Champagne es la mejor elección para cócteles batidos y con mucho hielo picado. Por su forma y su capacidad (entre 150 y 200 mililitros) es una copa que facilita un disfrute rápido del cóctel.

COPA FLAUTA

CÓCTEL BROCKMANS 75

CÓCTEL BROCKMANS 75

Similar a la copa de Champagne, su diferencia estriba en que es sustancialmente más alta y estilizada. Se trata de una copa alargada y delgada que, en ocasiones, no es uniforme. Una compañera ideal para cócteles ligeros que requieran poca decoración.

Distintos estilos para saborear cócteles con personalidad. Y tú ¿con cuál de todos prefieres disfrutar de Brockmans?