Night Life

“Red Russian”, el cóctel La Nueva Troje para el Mundial de Rusia

El evento deportivo por excelencia del fútbol ha dado su pistoletazo de salida. Un mes en el que el Mundial de Rusia estará en boca de todos. Treinta días de nervios para los forofos del deporte que, a pesar de ello, pueden saborearse de otra manera. Esa es la propuesta del madrileño local La Nueva Troje, que propone animar a “La Roja” con un cóctel en su honor.

Pocos deportes despiertan tantas pasiones como el fútbol. Una disciplina que, con la llegada del Mundial de Rusia, se convierte en protagonista de todo. Y es que, una vez más, la rivalidad deportiva se transforma en espectáculo y en noticia. En motivo de reunión con amigos para disfrutar, nervios mediante, de esa mezcla de técnica y suerte que marca el devenir del fútbol. Para compartir, durante un mes, esa esperanza de ver cómo la selección de cada uno se alza con la tan ansiada copa.

La tradición futbolera de España es innegable. Una costumbre sustentada en décadas de grandes jugadores, en una Liga con nombre propio a nivel mundial; y en una selección que supo reivindicar un hueco propio. Uno que hizo recobrar esa ilusión perdida para sentir que los mundiales también están hechos para ser ganados por toda clase de jugadores.

Por eso, el Mundial de Rusia supone darle un pellizco a esa esperanza. Una nueva oportunidad para pelear por alzarse con el mejor fútbol del mundo. Una cita imposible de evadir que puede vivirse, incluso, con un recuerdo todavía más único que esos grandes goles que pasan a la historia.

Para ello, nada como propuestas como la de este local del céntrico y canalla barrio de Malasaña.

VIVIR EL MUNDIAL DE RUSIA CON UN CÓCTEL INSPIRADO EN LA SELECCIÓN

Esa es, precisamente, la invitación de La Nueva Troje para este Mundial de Rusia. Saborear el juego de España en su local con un cóctel que hace un guiño al encuentro deportivo y, a la vez, honor al pseudónimo de la selección española: Red Russian.

La Nueva Troje

 

El espíritu futbolero es una de las máximas de este céntrico local de Madrid. Un espacio desenfadado y distendido, tanto en su oferta como en su planteamiento. Y es que La Nueva Troje se caracteriza por invitar al visitante a relajarse con cualquiera de sus propuestas. Decimos esto porque no solo cuenta con una oferta gastronómica de cocina de mercado con tintes de vanguardia. Además, también es un sitio de reunión para tomar un café, un zumo natural o comenzar la noche. Algo fácil de hacer gracias a su carta de coctelería y gin tonic.

Decorado con materiales naturales para darle mayor calidez, este local vive el Mundial de Rusia como lo hace cada domingo: con la pasión por el deporte rey. Una invitación a refugiarse en cualquiera de sus zonas de sofás y butacas. Una manera, también, de disfrutar de cada encuentro. Su puesta en escena es clara: un ambiente tranquilo al que no le falta ese punto de intimidad que conjuga tan bien con la noche.

Es, precisamente, en ese contexto donde se puede disfrutar su Red Russian. Un cóctel con Brockmans que reversiona la receta clásica de Black Russian. El vodka y el licor de café del trago original se ven sustituidos por ginebra y Amaretto.

Un auténtico guiño al Mundial de Rusia que no renuncia, por eso, a nuestra emblemática selección.

Cóctel para el Mundial de Rusia

 

La iniciativa de este cóctel nace de Victor Cabrero, Head Bartender del local. Un apasionado de la coctelería, y del deporte con el que La Nueva Troje se viste con especial pasión con motivo del Mundial de Rusia. Una receta que, con cada encuentro que juegue España, se convertirá en protagonista quienes disfruten de los partidos en su local.

Brockmans, zumo de pomelo, soda con zumo de arándanos rojos y Amaretto se conjugan en un cóctel único. Uno trago largo, refrescante, potente, cítrico y con notas amargas. La auténtica radiografía de a qué sabe un evento deportivo como este.

Una propuesta para saborear el Mundial de Rusia con tanta personalidad como el local que lo propone.

Una receta para descubrir, festejar e, incluso, sufrir cada uno de los partidos de “La Roja”. Una excusa fantástica para ponerle un sabor único y personal a un mes de pasión futbolera.