El otoño es una estación que invita al disfrute de los pequeños placeres de la vida. Y, no cabe duda, en ese inventario no puede faltar esta receta de creme brulée con Brockmans y dos aliados de esta estación: la calabaza y el cardamomo

El otoño ya es una realidad. Una estación de cambio y transición, en la que los buenos manjares se convierten en compañeros perfectos. Y, de entre todos ellos, hay que destacar esta receta de crème brûlée de calabaza, cardamomo y Brockmans. Una propuesta inspirada directamente en dos auténticas insignias de esta época: la calabaza, protagonista absoluta del otoño; y el cardamomo, una de las especias que ponen aroma propio a esta época del año.

Esta deliciosa receta de crème brûlée es obra de Arpita Saha, la creadora y responsable del blog gastronómico The Gastronomic Bong. Una entusiasta de la cocina desde su más tierna infancia, que continúa jugando y experimentando con los sabores.

Sus orígenes, es oriunda de Bengala y vivió en Mumbai durante su infancia, han sido decisivos para marcar su estilo culinario. La multiculturalidad de su ciudad natal forma parte de su manera de comprender la gastronomía. Una que ha experimentado desde bien pequeña, ya que recuerda la cocina de su casa familiar como un hervidero de amigos que se reunían para comer, disfrutar y compartir recetas.

Su amor por la comida se asentó completamente gracias a su marido. No solo comparte pasión: también él fue decisivo para que esta amante de la gastronomía se decidiera a experimentar con recetas y platos de su propia creación. Una manera única de descubrir nuevas técnicas o de darle una nueva perspectiva a un plato.

Fruto de su experimentación es esta receta crème brûlée de calabaza, cardamomo y Brockmans. Una receta deliciosa, perfecta para disfrutar en cualquier momento del año pero que en otoño sabe todavía mejor.

LA RECETA DE CRÈME BRÛLÉE CON CALABAZA, CARDAMOMO Y BROCKMANS DE ARPITA SAHA

Ingredientes

  • 96 gr. de puré de calabaza
  • 300 gr. de nata
  • Media cucharadita de cardamomo en polvo
  • Cuatro yemas de huevo grandes
  • 32 gr. de azúcar en polvo
  • Media cucharadita de extracto de vainilla
  • 75 ml. de Brockmans Gin
  • Cuatro o cinco cucharadas de azúcar glas dorada

Pasos para hacer esta receta de crème brûlée

Comenzamos precalentando al horno a 150 grados. Preparamos seis moldes aptos para el horno para hornear, y reservamos.

En una cacerola mediana, comenzamos a elaborar la receta de crème brûlée. Añadimos en ella el puré de calabaza, la nata y el cardamomo en polvo. Calentamos a fuego entre medio y bajo, revolviendo con frecuencia. Cuando comience a hervir, retiramos del fuego y dejamos enfriar durante cinco minutos.

Mientras enfría, añadimos las yemas de huevo y el azúcar en un tazón grande. Con una batidora de mano, mezclamos bien hasta que adquiera una textura espesa y un color ligeramente amarillo. Vertemos lentamente sobre ella una cucharada de la mezcla todavía caliente de calabaza, cardamomo y nata batiendo constantemente. Continuamos incorporándola sin parar de batir.

Receta de crème brûlée original

Volvemos a poner en la cacerola esta base de la receta de crème brûlée. Agregamos extracto de vainilla y la cantidad indicada de Brockmans Gin. Removemos hasta que se mezcle correctamente.

Vertemos la masa en los moldes, llenándolos casi hasta el borde. Calentamos agua hasta hervir y la colocamos sobre la bandeja en la que están los moldes hasta llegar a la mitad de éstos. Metemos en el horno durante 25-30 minutos. Transcurrido ese tiempo, el centro de nuestra receta de crème brûlée quedará ligeramente tambaleante.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de meter en la nevera. Lo ideal es que refrigere durante cuatro o cinco horas o, si hacemos esta receta de crème brûlée con tiempo, una noche entera.

Cuando vayamos a servir, espolvoreamos un poco de azúcar glas dorada. Usando un quemador, caramelizamos el azúcar. Si no tenemos, otra opción es volver a meter los moldes en el horno con la función grill activada durante dos o tres minutos.

Aromática, deliciosa y perfecta para cualquier momento. Una receta de crème brûlée perfecta para sorprender a cualquier paladar.