Un tentempié muy sencillo de preparar que te durará menos de lo que se tarda en pronunciar «Brockmans».

Existe la creencia popular de que en la cocina, como en otros ámbitos de la vida, hay que dedicar muchas horas para lograr un resultado que sea brillante. ¡Nada más lejos de la realidad! Con esta receta nos hemos propuesto desmentir esta fórmula, y hay que dar gracias a uno de los ingredientes que más de moda están últimamente, las semillas de chía.

No queremos llevarnos un mérito que no nos pertenece. Esta receta nace de la inspiración de Isa, creadora del blog Delicias Kitchen. Su principal objetivo a la hora de crear este espacio fue compartir todos esos platos saludables y nutritivos que prepara en su día a día.

Brockmans Pudding Chia 3

Le preocupa y, a la vez, interesa tanto la alimentación, que hizo un curso en Dietética Naturista y Oriental, y aplica estos conocimientos a todos los platos que publica en sus redes. Sus recetas son todas vegetarianas, así que no dejes de visitar su blog si a ti también te fascina la cocina saludable.

Contactamos a Isa pidiéndole un plato que se adaptara a su forma de ver la cocina y que incluyera Brockmans Gin. El genial resultado fue este pudding hecho con semillas de chía. Para quien no conozca este ingrediente, son super nutrientes ricos en fibras, proteínas y Omega 3. Y de la flexibilidad que poseen y de los botánicos de Brockmans, surge este rico tentempié que se crea en muy poco tiempo y se devora en menos tiempo aún.

RECETA DE PUDDING DE CHÍA Y BROCKMANS CON COMPOTA DE ARÁNDANOS

Por Delicias Kitchen

 

Ingredientes (dos raciones de 150 ml.)

Para el pudding

  • Ocho cucharaditas de postre de semillas de chía
  • 200 ml. de leche de almendras sin endulzar
  • Una cucharada sopera de Brockmans Gin
  • Dos cucharadas soperas de xilitol, agave en polvo o cualquier otro endulzante de color blanco
  • Una cucharadita de piel de limón rallada

Para la compota

  • Una taza de arándanos congelados
  • Una cucharada sopera y media de azúcar integral, xilitol o agave en polvo
  • Una cucharada sopera de agua
  • Media cucharadita de piel de limón rallada

 

Elaboración

En un tarro echar las semillas de chía junto con la leche, mezclar bien y tapar. Dejar reposando en la nevera, como mínimo, unas ocho horas.

Preparar la compota añadiendo todos los ingredientes en un cazo, cociéndolos a fuego lento unos minutos. Mezclar todo muy bien, aplastar los arándanos a medida que se van reblandeciendo y dejar enfriar. Se puede hacer también el día anterior y guardar bien tapado en la nevera.

Brockmans Pudding Chia 1

Coger el tarro de la nevera, mezclar bien su contenido para eliminar posibles grumos y añadir la ginebra Brockmans, el endulzante y la piel de limón. Volver a mezclar muy bien.

Para preparar los vasitos, echar una cucharada y media de compota en el fondo de cada vasito. Añadir encima el pudding, repartiéndolo entre los dos vasitos, y decorar con un poco más de compota y arándanos frescos.
Sobrará compota que nos puede servir para acompañar yogures, porridges o lo que queramos.

Brockmans Pudding Chia 7

Por el día o por la noche. Este pudding se adapta a la hora en que tú quieras comerlo. Al momento en que te apetezca disfrutar de tu ginebra favorita con un utensilio que no habías imaginado antes: la cuchara.