Gastronomía

Receta de confit de pato con sirope de moras y Brockmans

El otoño es una época ideal para entregarse al deleite de la cocina. Un momento del año en el que la gastronomía se convierte en aliada, y en la que buscamos sabores más complejos para disfrutarla. Por esta razón, proponemos una simplemente deliciosa: una receta de confit de pato con Brockmans.

Los primeros fríos propios del otoño invitan a entregarse a la gastronomía. Una forma perfecta de contrarrestar los grados de menos pero, también, de disfrutar de pequeños placeres culinarios. Algo plenamente cumplido con esta receta de confit de pato elaborado por Nicky Corbishley. Una amante de la cocina que, desde su blog Kitchen Sanctuary, encontró en Brockmans la inspiración perfecta para esta deliciosa propuesta. Un plato ideal para cualquier momento del año, que gracias a este sirope de mora con nuestra ginebra es todavía más irresistible.

Empecemos rompiendo una lanza a favor de esta receta de confit de pato. Es cierto que, ya de por sí, hablamos de una carne sumamente rica en matices y sabor. Una que, por sus características, incita a acompañamientos que lo pongan todavía más en valor. Por este motivo, las moras son ideales. Porque no solo aportarán un toque dulce al plato, sino porque también son ellas las que suman esas notas de bosque que tan bien maridan con la carne de pato.

Sin más dilación, veamos cómo elaborar esta receta de confit de pato que hará las delicias de cualquiera.

INGREDIENTES DE ESTA RECETA DE CONFIT DE PATO

Cantidades para cuatro personas

Receta de confit de pato con sirope de Brockmans

Ingredientes para el pato

  • Cuatro muslos de pato
  • Una cucharada colmada de sal en escamas
  • Media cucharada de café de pimienta negra molida
  • Una cucharada de café de tomillo seco
  • Tres dientes de ajo, pelados y machacados
  • Dos hojas de laurel cortadas en cuartos
  • 150 ml. de vino blanco

Ingredientes para el sirope de Brockmans

  • Una cucharada de mantequilla sin sal
  • Dos chalotas, pelas y cortadas en dados
  • Tres cucharadas soperas de Brockmans Gin
  • 150 ml. de caldo de pollo o de pato
  • 120 gr. de moras
  • Tres cucharadas de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta negra recién molida

Otros ingredientes necesarios para esta receta de confit

  • Una cucharada de mantequilla sin sal
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • 10 rábanos, cortados en cuartos
  • 200 gr. de brócoli
  • 175 gr. de espárragos
  • Un diente de ajo, pelado y picado
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta negra recién molida
  • Una cucharadita de café de zumo de limón
  • 100 gr. de moras a temperatura ambiente

ELABORACIÓN DE ESTA RECETA DE CONFIT DE PATO

Comenzamos colocando los muslos de pato en una fuente grande de horno, colocando la piel hacia arriba. Mezclamos la sal, la pimienta, el tomillo, el laurel y el ajo. Frotamos la mezcla sobre la piel, y reservamos en el frigorífico tapado con film trasparente durante entre ocho y diez horas.

Al día siguiente, sacamos la bandeja. Precalentamos el horno a 140 grados. Antes de introducir en el horno, frotamos ligeramente para eliminar la mayor parte de la sal. Nada de lavar la carne con agua, ya que así también eliminaremos el sabor de la mezcla de especias. Y, además, la carne estará demasiado húmeda. Colocamos los muslos de pato juntos, con la piel hacia abajo, en una fuente de horno. Vertemos sobre ellas el vino, y cubrimos con papel de aluminio.

Receta de confit de pato con Brockmans

Introducimos en el horno, y cocinamos durante dos horas. En este tiempo, la grasa comenzará a fundirse con el pato por lo que lo ideal es vigilarlo y añadir, de tiempo en tiempo, líquido para que no se seque.

Tras las dos horas de horno, retiramos y separamos los muslos de pato del líquido de cocción. Colocaremos los muslos en un tazón. Por otro lado, separaremos la grasa del líquido de cocción para verterla sobre los muslos de pato. Cubrimos nuevamente con film transparente, y refrigeramos durante al menos dos horas.

Volvemos a precalentar el horno a 220 grados. Colocamos los muslos de pato en una bandeja para hornear, con la piel hacia arriba. Reservaremos un poco de la grasa del pato en la piel. Hornearemos durante 30 minutos, hasta que estén doradas.

Elaboración del sirope de moras con Brockmans

Mientras tenemos la carne en el horno, continuaremos con otra parte importante de esta receta de confit. Haremos el jarabe de mora con Brockmans. Empezamos derritiendo la mantequilla en una cacerola pequeña. Añadimos las chalotas picadas, y cocinamos a fuego medio durante cinco o seis minutos hasta que se ablanden.

Agregamos la cantidad de Brockmans Gin, dejando que burbujee durante un minuto. Después agregamos el caldo de pollo o pato, las moras, el azúcar, la sal y la pimienta. Cocinamos a fuego lento durante cinco o seis minutos, aplastando las moras de vez en cuando hasta que el líquido se reduzca a un tercio. Colamos el líquido para eliminar las cebollas y las moras. Volvemos a colocar la mezcla en la sartén, y calentamos justo antes de servir. Si queremos que quede más espesa, herviremos durante más tiempo.

PRESENTACIÓN DE ESTA RECETA DE CONFIT

Diez minutos antes de servir, salteamos las verduras. Para ello, calentamos las cantidades de mantequilla y aceite de oliva en una sartén grande hasta que la mantequilla se derrita. Agregamos los rábanos, y salteamos a fuego alto durante cinco minutos. Lo haremos hasta que los rábanos comiencen a dorarse.

Receta de confit de pato con sirope Brockmans

Añadimos el brócoli, los espárragos y el ajo. Bajamos el fuego medio durante otros cuatro minutos hasta que estén tiernos. Agregamos una pizca de sal, el zumo de limón y apagamos el fuego.

Con las verduras de guarnición listas, tan solo nos queda presentar el plato. Colocamos en cada uno un muslo de esta receta de confit, y rociamos con el sirope de moras y Brockmans.

Cubriremos con moras frescas antes de servir.

El resultado no puede ser más espectacular. Una receta de confit de pato perfecta para sorprender, para regalarnos un sabor especial o para celebrar algo importante. ¡Tú decides cuándo y con quién disfrutarla!