La pequeña pantalla ha ayudado a dar a conocer un buen número de cócteles. Unos que se convierten, incluso, en protagonistas de algunas tramas.

La pasión que han desatado las series en los últimos 15 años es un fenómeno televisivo sin precedentes. No solo han sido capaces de crear una legión de seguidores. Además, en buena parte de ellas, la mixología ha pasado a ser un protagonista más. Son los llamados cócteles de series. Esos que generan un buen número de búsquedas en internet y que, lejos de ser creaciones de los guionistas, no son más que recetas de la vida real encumbradas por la pequeña pantalla.

Curiosamente, un buen número de esas ficciones han logrado dar visibilidad a cócteles clásicos hasta transformarlos en recetas de máxima actualidad. Tanto que estos cócteles de cine han sido auténticos coprotagonistas de un buen número de historias. Personajes, en sí mismos, capaces de transmitir las emociones de un protagonista. O, incluso, de convertirse en auténtica seña de identidad de él.

Por esa increíble relevancia que han cobrado los cócteles de series, queremos pasar revista a algunas de esas ficciones televisivas que han conseguido colocar en la mente de muchos recetas de coctelería clásicas que, ahora, están de rabiosa actualidad.

7 CÓCTELES DE SERIES QUE SE HAN CONVERTIDO EN ICONO GRACIAS A ELLAS

Los cócteles de series no son más que el relevo generacional de aquellos ya inmortalizados en las cintas del siglo XX por el celuloide. El cine ha sido clave para hacer de buena parte de los cócteles clásicos auténticos iconos de historias tan eternas como Casablanca. Mención aparte merecen las coctelerías de la historia del cine. Esas que, aún no habiendo existido nunca, tienen un lugar privilegiado en la mente de muchos cinéfilos.

Para ellos, hemos creado esta lista de cócteles de series. Unos que, por un lado, están íntimamente ligados a las historias en las que se enmarcan. Y, por otro, han sido capaces de tener la misma relevancia que el propio reparto.

1. Mad Men, la ficción por excelencia de los cócteles de series

Old Fashioned, uno de los cócteles de series más famosos

Es, quizás, la referencia por excelencia cuando se habla de cócteles de series. Porque es, también, una de las ficciones de la pequeña pantalla en la que la mixología brilla con luz propia. Y no solo eso. Es, también, aquella en la que más alcohol se consume de toda la historia de la televisión. Almuerzos, reuniones de trabajo, sesiones creativas, afterwork o cenas. Si algo demuestra Mad Men es que disfrutar de un buen cóctel no tiene horario.

Pero seamos claros. Los cócteles de series que aparecen en esta ficción no son más que el reflejo del Nueva York de los años 60. Una década en la que el consumo de coctelería era habitual en casi cualquier círculo norteamericano. Más allá de esto, el gran logro de esta serie ha sido devolverle a cócteles clásicos que podrían considerarse antiguos ese halo cool de actualidad.

Sería así como tanto el Negroni como el Old Fashioned, dos de los cócteles de referencia para cualquier bartender, se convertirían en iconos vintage y glamurosos que descubrir. Si los bebía Don Draper por algo sería.

2. Sexo en Nueva York, la ficción que resucitó el Cosmopolitan

Cosmopolitan, uno de los cócteles de series más famosos

Hablamos, probablemente, de una de las series femeninas por excelencia de los últimos años. Una que durante seis temporadas cautivó a un público fiel, incapaz de renunciar a las idas y venidas de este grupo de mujeres exitosas que habitaban la Gran Manzana. Pero, incluso más que conocer sus vidas, el televidente tenía claro qué era lo que bebían. Y es que el Cosmopolitan formaba parte de sus reuniones de amigas de la misma manera que lo hacía su intercambio de historias de vida.

Curiosamente, hay que agradecerle a esta ficción la capacidad de dotar al Cosmopolitan de actualidad. Y decimos curiosamente porque, hasta ese momento, no era ni de lejos uno de los cócteles de series de referencia. Es más: bien podría considerarse una receta casi olvidada.

A pesar de su éxito en años pasados, sería gracias a Carrie Bradshaw como resurgiría para convertirse en un nuevo clásico de las barras.

3. American Horror Story, la serie singular que apostó por un cóctel clásico

French 75, uno de los cócteles de series de American Horror Story

Tensión y oscuridad son dos máximas de una singular ficción que, temporada tras temporada, cuenta historias completamente diferentes con un hilo conductor común: el terror. A pesar de ser esta la atmósfera, resulta curioso ver a lo largo de sus ocho entregas el ir y venir de destilados. Petacas, cócteles y copas son auténticos actores secundarios de una serie que promete volver a la pantalla en este 2019.

A pesar del ir y venir de alcoholes, sería en la tercera temporada cuando podemos ver uno de esos cócteles de series que han logrado identificarse con la ficción. Y es que sería entonces cuando el French 75 aparecería en escena de la mano de Angela Lange como icono de la firma de la paz entre ambos bandos. No deja de sorprender que un cóctel con tanta historia fuera el elegido para semejante momento. Y no solo eso: nunca antes un French 75 fue tan perturbador.

4. True Blood, el gin tonic como máximo exponente de los cócteles de series

Gin tonic, uno de los cócteles de series de True Blood

Durante unos años, tanto la pequeña como la gran pantalla sufrieron una auténtica invasión vampírica. Una tendencia que llevó a tener un buen número de series en las que los de colmillos afilados eran trama y protagonista. Sin embargo, de entre todas ellas, solo una logró cautivar a los espectadores de la pequeña pantalla: True Blood. Una versión humanizada de estos chupasangres, que reivindicaban la igualdad social gracias a la invención de la sangre sintética.

Está claro que buena parte de los brebajes y bebidas de esta serie se centraban en la sangre. Pero, curiosamente, hay un cóctel del mundo de los mortales que es el único que aparece en la serie. Y es algo tan sencillo y tan complejo a la vez como el gin tonic. Por seguir con la dinámica de la serie, este combinado tiene una particularidad: que su planteamiento es con tónica rosa.

A falta de sangre ¿qué mejor que engañar a los sentidos poniéndole color a la copa? Recurso de vampiros.

5. Gossip Girl, una serie adolescente con su cóctel de referencia

Dry Martini, uno de los cócteles de series más famosos de Gossip Girl

Nada menos que una década duró esta ficción sobre adolescentes privilegiados del Upper East Side de Nueva York. A pesar de ser concebida como una ficción adolescente, la serie logró encandilar a un público con muchos más años que sus protagonistas. Todo articulado en torno a un blog en el que cotilleos y líos varios se contaban sin demasiada cortapisa.

Sí, resulta inevitable pensar en Sexo en Nueva York al saber de qué va la serie. Pero no solo en eso se parecen. Los guionistas de estas chicas cotillas eligieron uno de esos cócteles de series que, en realidad, son un gran clásico: el Dry Martini. Una receta que conjuga el glamour y la elegancia en una copa.

Una buena manera de plasmar el espíritu de la serie.

6. Boardwalk Empire, cócteles de series en los años de la Ley Seca

Pimm's Cup, uno de los cócteles de series más famosos de Boardwak Empire

La firma de Martin Scorsesse se esconde detrás de una ficción que, solo dos días después de su estreno, ya firmó su segunda temporada. Un éxito sin precedentes para una historia que respiraba, de alguna manera, la atmósfera de la icónica Mad Men. Y es que hablamos de una ficción inspirada en la Atlantic City de los años 20. Una época marcada por la Ley Seca y por la imperante ley no reconocida administrada por la mafia.

Es en ese ambiente donde Steve Buscemi interpreta de manera impecable a un político que cabalga entre lo legal y lo mafioso. Uno que, a pesar de predicar la abstinencia alcohólica, demuestra predilección por uno de los cócteles ingleses propios del verano: el Pimm’s Cup. Un trago en el que ginebra, zumo de naranja y ginger ale se combinan para refrescar el paladar.

7. Las chicas del cable, la última en incorporarse a los cócteles de series

White Lady, uno de los cócteles de series de Las chicas del cable

La última incorporación a nuestra lista de cócteles de cine tiene sello español. Esta ficción femenina se ha convertido, a su manera, en un éxito entre los amantes de las series. No solo porque narra las aventuras de sus cuatro mujeres. También porque sirve para hacer una radiografía social de un tiempo pasado en el que las féminas de nuestro país luchaban por tener su parcela de libertad.

Y, como parte de esa capacidad de elegir, un cóctel: el White Lady. Uno que, presenta ciertas reticencias. A pesar de ser la copa recurrente de esta historia que a Madrid como telón de fondo, existen dudas de que de aquella se consumiera entre el público femenino.

Con rigor histórico o sin él, esta receta de cóctel forma parte de su historia. Y, lejos de cualquier duda sobre su realismo, ya se interpreta como parte de ella.