Romper con lo establecido, con el prejuicio de que la luz no se puede tocar convirtiéndola en una auténtica experiencia sensorial, así es como Luisa Álvarez interpreta sus obras e instalaciones realizadas con neón. Un estilo de creación único que no solo supuso el diseño de la entrada de A Night Like No Other en […]

Romper con lo establecido, con el prejuicio de que la luz no se puede tocar convirtiéndola en una auténtica experiencia sensorial, así es como Luisa Álvarez interpreta sus obras e instalaciones realizadas con neón. Un estilo de creación único que no solo supuso el diseño de la entrada de A Night Like No Other en Madrid sino que también la creará en Sevilla.

"Dare to be different" (atrévete a ser distinto) como declaración de intenciones de A Night Like No Other en Madrid

«Dare to be different» (atrévete a ser distinto) como declaración de intenciones de A Night Like No Other en Madrid

Contar historias, despertar sensaciones y ahondar en las emociones es lo que persigue la obra de esta singular artista. Un objetivo que es todavía más singular, si cabe, cuando el despertar de sentimientos se sustenta en algo tan efímero como la luz. Un lenguaje creativo sobre el que Luisa Álvarez tiene mucho que decir con una premisa clara: “La luz despierta interés y si además se puede tocar, genera sensaciones”.

Auténtica pionera en nuestro país y reconocida artista a nivel internacional, sus raíces profesionales comenzaron con el diseño de interiores como ella misma cuenta: “En aquel momento en este país no se había desarrollado todavía el diseño de luz, un campo artístico apasionante en el que comencé a crear para lograr que un espacio trasmitiera sentimiento de una manera plástica y no solamente arquitectónica”.

 

HUMANIZAR EL ESPACIO PÚBLICO

Su manera de entender la iluminación llevó a Luisa a evolucionar en su trabajo con la creación de instalaciones fugaces clasificadas como arte urbano en espacios públicos. A través de las mismas buscaba la interacción de aquellos que las contemplaban en las calles. “Es una manera de apropiarnos del espacio público que es de todos. No solo de pasar por él de forma distante sino de hacerlo nuestro”, explica la artista.

Y es que su forma de crear y de entender la “guerrilla lighting” (como acuña sus instalaciones urbanas) convierte cada una de sus creaciones en un trabajo artesanal y manual de mucho valor. Como ella misma comenta: “Trabajar la luz de manera artesanal es una forma de involucrarte en el proceso, de hacer evolucionar la obra desde la concepción inicial hasta el resultado final”.

Un proceso en el que Luisa Álvarez reconoce su propia evolución como artista debido a su experimentación constante en la búsqueda de sensaciones para ser capaz de transmitirlas, a través de la percepción, a quienes contemplan sus instalaciones.

Despertar sensaciones, parte de la experiencia de las instalaciones de la artista

Despertar sensaciones, parte de la experiencia de las instalaciones de la artista

‘ILUMINAR’ LOS SENTIDOS

Las sensaciones y los sentidos son los protagonistas de las dos instalaciones lumínicas creadas para A Night Like No Other. Mientras que en Madrid proponía una obra en la que “despertar sensaciones y lograr impacto visual”, como ella misma la define, sus creaciones para el evento de esta noche en Sevilla no serán menos.

Una entrada que invitaba a desinhibirse para vivir la noche

Una entrada que invitaba a desinhibirse para vivir la noche

“Con ambas instalaciones busco despertar las mismas emociones, principalmente sorprender a cada persona en la puerta para que dejen fuera de A Night Like No Other su yo políticamente correcto, así la noche será una auténtica experiencia desde que crucen la entrada”, describe Luisa.

Esta noche se desvelará la instalación creada para que la entrada de A Night Like No Other en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla, sea inolvidable.

Una noche en la que, a pesar de la oscuridad, la luz y sus sombras sean una manera más de vivir experiencias sensoriales únicas.