Encontrar el gintonic perfecto es el deseo de cualquier gin lover que se precie. Un auténtico viaje a través de los sabores y los olores hasta dar con la suma perfecta. El perfect serve que permita sentir en el paladar el placer de una ginebra. ¿Nos acompañas? Te proponemos descubrir la personalidad de Brockmans Gin […]

Encontrar el gintonic perfecto es el deseo de cualquier gin lover que se precie. Un auténtico viaje a través de los sabores y los olores hasta dar con la suma perfecta. El perfect serve que permita sentir en el paladar el placer de una ginebra. ¿Nos acompañas?

Te proponemos descubrir la personalidad de Brockmans Gin a través del gintonic perfecto. Uno por cada aspecto del carácter que convierten esta ginebra en una like no other.

En esta ocasión, te invitamos a descubrir su lado más sensual incorporando al gintonic una mora y un par de arándanos negros. Una invitación a descubrir la fruta negra que esconde Brockmans y que, junto al resto de unos botánicos cuidadosamente escogidos, convierten un gintonic en un aliado seductor. Un punto de acidez, gracias a la fruta negra, para un placer suave e intenso.

Acidez y dulzura. Con un sabor suave pero rotundo. Un gintonic perfecto con sólo tres piezas de fruta (o, incluso, con menos).

En la simplicidad se basa muchas veces la perfección. Taste it!

Foto | Brockmans Gin