Inspiración

5 hitos que cambiaron la historia de la coctelería

Disfrutar de una copa y sus sabores no solo es fruto de la creatividad de los bartenders. También lo es de una serie de acontecimientos que han cambiado el curso de la historia de la coctelería para siempre.

Descubrimientos casuales o buscados por el hombre. Sea cual fuera la raíz de ellos, lo cierto es que muchos de ellos han sido definitivos para escribir la historia de la coctelería. Una manera única de marcar un antes y un después definitivo para cambiar por completo el rumbo de una disciplina forjada a base de clásicos pero, también, de vanguardia.

Es, precisamente, gracias a esas novedades como la historia de la coctelería ha dado pequeños pasos de gigante. Porque ¿qué habría sucedido si el hombre no hubiera descubierto los alcoholes?, ¿cómo entenderíamos las copas de la actualidad si la Ley Seca no hubiera existido, despertando la imaginación y el ingenio con su prohibición?

Pero, más que preguntarnos por momentos señalados, hoy queremos repasar otros hitos que, si bien no marcaron páginas en la historia, sí han supuesto un auténtico golpe de timón en la historia de la coctelería.

INNOVACIONES EN LA HISTORIA DE LA COCTELERÍA

Como cualquier otra historia, la historia de la coctelería está salpicada de momentos épicos que, incluso, no fueron valorados en su momento. Es más: en algunos casos, estos inventos del hombre contaron con la repulsa de buena parte de la sociedad de su época. Una incomprensión que, gracias al paso del tiempo, han logrado tener la relevancia que se merecen.

Curiosamente, todos esos inventos humanos forman parte hoy de nuestra más absoluta normalidad. Veamos, pues, esos hitos que cambiaron para siempre el curso de la historia de la coctelería. O que, incluso, marcaron un paso evolutivo en su desarrollo.

1. El hielo, uno de los principales hitos de la historia de la coctelería

¿Imaginas un gin tonic de Brockmans sin los hielos tintineando en la copa? Simplemente imposible. Y, sin embargo, durante muchos años la presencia de este agua congelada que refrescaba las bebidas era una auténtica quimera. Una búsqueda que bien puede considerarse la del Santo Grial de la coctelería, ya que la meta de muchos de nuestros antepasados fue lograr conservar el agua helada. Y hablamos de que, incluso en el Antiguo Egipto, se cuidaban los neveros naturales en los que era posible conservar el frío.

Si la historia de la coctelería es apasionante, no lo es menos la historia del hielo. Una en la que hay un nombre propio que creyó con fe ciega en la importancia del mismo: Frederic Tudor. Un visionario que, sin embargo, tardó décadas en convencer al mundo de la importancia de poder refrescar una copa.

¡Algo realmente curioso para quienes consideramos que una receta de cócteles con Brockmans perfecta no puede serlo sin cualquiera de los tipos de hielo existentes!

2. La coctelera, otro invento fundamental en la historia de la coctelería

Otra innovación fundamental que, sin embargo, acompaña al hombre desde el año 7.000 a.C. Sí, has leído bien. Sin embargo, hay que decir que estas primeras cocteleras tenían una forma mucho más rudimentaria: eran calabazas. Y, sobre todo, una finalidad bien distinta: servían únicamente para mezclar alimentos o bebidas.

Un poco de historia de la coctelera

La coctelera como la conocemos llegaría en los locos años 20 americanos. Sería entonces cuando este instrumento cobrara el peso que todavía tiene en la actualidad. Nacida para dar servicio a los cócteles de la época, que enmascaraban el alcohol tanto a efectos de las autoridades como del sabor, se convirtió en un fetiche. Tanto que este accesorio vivió su propia revolución creativa para adoptar no solo múltiples modelos. También diferentes formas que, con su simple presencia, llamaban la atención sobre la barra.

3. El alambique

Ni la historia de la coctelería ni la historia de la coctelera podrían entenderse sin la aparición de otra innovación clave para los destilados. Ese invento humano que llegó de la mano de la Revolución Industrial, y que debemos al genio e ingenio de Aeneas Coffey. A él se le atribuye la construcción de la primera columna de destilación. Una sistema absolutamente imprescindible para mejorar la elaboración de buena parte de los destilados.

Historia de la coctelera en la Revolución Industrial

Además de ser imprescindible en los distintos tipos de destilación de la ginebra que conocemos, supuso una auténtica revolución. Gracias a él fue posible comenzar a destilar alcohol en menos tiempo y con un coste menor.

4.  El bar como lo conocemos: con barra

Desde la aparición de las tabernas a finales de la Edad Media, el concepto de bar era sustancialmente distinto al que conocemos. El espacio no se distribuía en torno a la barra, que era un simple mostrador situado en alguna de las paredes o, incluso, una cocina de la que salían las bebidas preparadas. El centro de la vida de los bares de aquella estaba en las mesas. En aquellas en las que los clientes disfrutaban de sus bebidas, ajenos tanto a su preparación como a la figura del bartender.

Historia de las barmaids en el Día de la Mujer

Atribución | Alt Media

Sin embargo, en el siglo XVI nacería el concepto de bar en la colonizada América del Norte. Un término que servía para definir, precisamente, esa barrera que separaba al precursor del bartender de los clientes. Aunque tardaría algunos siglos en cruzar el Atlántico, lo cierto es que el concepto de bar americano se impondría en la vieja Europa. Un estilo que centraba la atención precisamente en la barra, que se transformaba en epicentro. En el lugar en el que, de manera visible, se preparaban los cócteles y bebidas.

En espacio, también, para la observación y la charla; y en el que el bartender comenzaba a tener un peso propio.

5. La alianza con la gastronomía

Es, quizás, una de las revoluciones más recientes de la historia de la coctelería. En las últimas décadas, la gastronomía ha vivido y vive uno de sus momentos más dulces. Un desarrollo en el que creatividad e innovación han formado un tándem tan excepcional como decisivo. Una manera de transformar los sabores de siempre en unos completamente originales. Pero, también, una manera de indagar en nuevas texturas, presentaciones y recetas que permitieran ampliar el horizonte gastronómico.

El umami en la coctelería

En esta búsqueda constante de nuevos sabores, la cocina ha ampliado horizontes hasta convertirse en un auténtico fenómeno global. La única manera en la que ingredientes singulares de otras gastronomías se han integrado como parte de esa nueva tendencia gastronómica que ha convertido los fogones en un arte.

Ligada íntimamente a esa evolución, las copas del mundo han seguido esta misma tendencia. No solo consolidando el desarrollo de la gastrococtelería sino, también, convirtiendo las nuevas recetas de esta disciplina en acompañantes perfectos de los platos.

Cinco innovaciones clave en la historia de la coctelería. Cinco momentos que, si bien forman parte de sus anales, también lo hacen de su presente.