Es uno de los términos más habituales en cualquier receta de coctelería. Y, sin embargo, son grandes desconocidos para el común de los mortales. Algo curioso si tenemos en cuenta que suelen ser el último acento de un cóctel. Ese último detalle.

Si has estado echando un vistazo a recetas de cócteles para hacer en casa, seguro que te has encontrado con el término. Qué es un bitter es algo que suele generar dudas entre quienes no forman parte del mundo de la coctelería. Algo lógico, ya que no son uno de esos ingredientes que veamos en cualquier botellero. Tampoco son de esos ingredientes o destilados que podamos identificar a simple vista.

Para localizarlos tendremos que mirar, más bien, en la barra. Los bitters suelen estar en frascos pequeños, siempre en la zona de trabajo del bartender. Unos recipientes que no hacen honor a la importancia que tienen en muchas recetas de coctelería.

Saber qué es un bitter nos ayudará enormemente a valorar todavía más un cóctel. Y es que su presencia en una copa es tan discreta como fundamental. Porque, en muchas ocasiones, es el bitter el encargado de poner un último acento. De ensalzar todavía más determinados matices de una mezcla o, incluso, de dotarla de una mayor complejidad.

QUÉ ES UN BITTER DESDE SUS ORÍGENES

Entender qué es un bitter pasa por hacerlo desde su propio pasado. Y es que, por más que nos pueda parecer un invento reciente, nada más lejos de la realidad. Para comprender el origen del bitter tenemos que remontarnos muchos siglos atrás. Tanto que podemos encontrar referencias a los antiguos bitters nada menos que en el Antiguo Egipto. Una época que sentó las bases de su evolución.

Sería durante la Edad Media cuando lo más parecido a lo que es un bitter de hoy comenzara a gestarse. Gracias a que el alcohol destilado era sencillo de tener en la época, estos brebajes con fines medicinales comenzarían a incluirlo en su fórmula. Sí, has leído bien. Hasta entonces, el antecedente del actual bitter era una infusión de distintas hierbas aromáticas, flores, raíces o especias como remedio contra diferentes enfermedades.

Qué es un bitter desde sus orígenes

El antecesor de lo que es un bitter continuaría presente en la cultura popular. Algo que alejaría estas fórmulas cada vez más de su inicial uso. Es más: durante el siglo XIX, existía un buen abanico de marcas de bitters. Algo lógico si consideramos que su principal finalidad era aderezar los vinos y otras bebidas. Una práctica muy extendida por aquel entonces, que alcanzó una gran popularidad en la Inglaterra de la época.

El bitter herbal era un gran aliado para dos de las bebidas más populares de entonces: el brandy ahumado pero, sobre todo, para el vino canario. Un vino fortificado que no solo se consumía en el país  inglés sino, también, en las colonias británicas de la época. Una costumbre que haría que el bitter se instalara como parte del consumo de bebidas también en la América del Norte de entonces.

Este salto trasatlántico sería, precisamente, el garante de la evolución del bitter. Y es que sería, precisamente, al otro lado del océano cuando el uso del bitter se documentara por primera vez. ¿Y cómo se hizo? Ligado a la definición que se publicó en un diario neoyorkino, el Columbian Repository, de lo que era un cóctel. Una forma de dar visibilidad a esa coctelería que acababa de nacer pero, también, de unirla de manera inherente a los bitters.

Y, de la misma manera que la coctelería ensalzó el uso de los bitters, estos singulares complementos cayeron en desuso a comienzos del siglo XX. Un olvido recuperado gracias al auge de la coctelería en la última década.

ENTONCES ¿QUÉ ES UN BITTER EXACTAMENTE?

Más allá de conocer su historia, es imprescindible saber qué es un bitter para comprender su importancia. Una de sus principales características es su concentración alcohólica. Habitualmente, un bitter tiene un 45% de alcohol por volumen. Una cantidad que da idea de su contundencia etílica, y que bien puede ser clave para entender por qué se usa en pequeñas cantidades. Tan pequeñas como que el empleo habitual del bitter es de gota en gota.

Qué es un bitter y cómo se usa

Pero no es únicamente por eso. Otra de las características fundamentales del bitter es que suele tener un sabor amargo. Algo que es fruto de la maceración de hierbas, frutas, especias e, incluso, raíces en alcohol de 90 grados y su posterior infusión. Este proceso permite obtener una mezcla con un aroma concentrado, ideal para redondear la propuesta de una copa.

A pesar de su importancia en coctelería, entendiendo qué es un bitter podemos comprender que no pueda tomarse solo. Su finalidad no es disfrutar de los aromas de su mezcla porque es algo francamente imposible. Su auténtica finalidad es aderezar una receta de coctelería, aportándole notas singulares o dándole más complejidad.

Un complemento sutil y rotundo que hará de nuestra copa la experiencia que cada bartender quiera que vivamos con ella.