Cócteles

10 cócteles para hacer en casa

Ser el anfitrión perfecto se ha convertido en un objetivo a la hora de recibir gente en casa. Una manera de convertir un rato cualquiera en una noche inolvidable. Algo mucho más sencillo de lograr si nos planteamos sorprender a nuestros invitados con coctelería.

Si disfrutas recibiendo gente, seguramente te habrás planteado incluir en tu propuesta ideas de cócteles para hacer en casa. Una opción que, aunque te haya rondado la cabeza, puedes haber desechado por creer que se trata de algo complicado. Y no, no lo es. Solo hay que saber elegir los cócteles idóneos para agasajar a tus invitados. Unos que no solo sorprendan sino que, además, sean compañeros perfectos para alargar la sobremesa. Para convertirla en un momento todavía más distendido, que invite a charlar o dejar correr la noche.

Invitar a gente a casa ya no pasa por preocuparnos en elaborar un menú, ya sea tipo ágape o formal. Tampoco exige únicamente crear una atmósfera agradable. Pasa, además, por convertir una noche cualquiera en una inolvidable. En un recuerdo imborrable para quienes vienen a vernos, y a los que queremos hacer disfrutar. Una manera, en suma, de hacer todavía más personal ese rato compartido.

Por este motivo, hacer cócteles en casa puede ser el acento perfecto para cualquier reunión social. Una forma de ponerle a una noche nuestra propia impronta.

10 CÓCTELES PARA HACER EN CASA Y SORPRENDER

Elegir solo diez cócteles para hacer en casa resulta complicado. Básicamente por el mundo de la coctelería es tan amplio y extenso, que lo difícil es decantarse únicamente por unos pocos. Sin embargo, hemos elegido estas diez propuestas por dos motivos fundamentales. Por un lado, porque son cócteles clásicos con mucha historia. Recetas con las que, en mayor o menor medida, cualquier aficionado a la coctelería puede estar familiarizado. Algo que no es para nada secundario, ya que cualquier buen anfitrión busca siempre que sus preparaciones sorprendan pero que encajen en los paladares de sus invitados.

Y si esto es fundamental, el segundo motivo para esta selección de cócteles para hacer en casa no lo es menos. Estos diez cócteles no entrañan dificultad alguna a la hora de realizarse. Algo que nos facilitará el trabajo, y que tan solo nos exige organizar a priori la lista de la compra. Eso y tener a mano un único utensilio. Y es que, pasarán los años, pero la historia de la coctelera sigue recordándonos que es imprescindible para este noble arte de los sabores.

Veamos, pues, esos diez cócteles para hacer en casa con los que deslumbrarás a tus invitados. Diez cócteles con Brockmans Gin que harán las delicias de cualquier amante de la ginebra.

1. Negroni, uno de los cócteles para hacer en casa más sencillos

Cócteles para hacer en casa Negroni

Un clásico que no puede faltar y que, a pesar de su edad, continúa teniendo fieles adeptos. La historia del Negroni es la de una maravillosa casualidad. Y si a algo tenemos que deberle su existencia es al conde que da nombre a esta receta. Es tal el peso de este cóctel que cuenta, incluso, con una semana al año que lo conmemora.

Ideal como aperitivo, la receta del Negroni no entraña dificultad alguna. Para poder disfrutarlo, tan solo tendremos que verter 30 ml. de Brockmans Gin, 30 ml. de vermut rojo y 30 ml. de Campari en una coctelera junto con hielo macizo. Tras agitar enérgicamente, presentamos en un vaso tipo Old Fashioned lleno de hielo. Decoramos con una rodaja de naranja.

2. Aviation, un clásico elegante y delicioso

Cócteles para hacer en casa Aviation

Nacido en Nueva York como homenaje al incipiente mundo de la aviación. Incluso los colores del cóctel, que oscilan entre los azules y los morados, honran a los uniformes de azafatas y pilotos que se implantaron en el momento.

La receta del cóctel Aviation tampoco es complicada. Tan solo implica verter en una coctelera con hielo 50 ml. de Brockmans Gin, 10 ml. de Crème de Violette, 15 ml. de zumo de limón y 10 ml. de licor de marrasquino. Colamos para servir en una copa tipo Martini. Para decorar la copa, podemos utilizar una flor de violeta comestible o una guinda. Y, si queremos darle un toque de efecto todavía mayor, nada como hacer con anterioridad cubitos de hielo con un arándano azul o una mora en su interior. ¡El resultado será espectacular!

3. Kir, otro cóctel perfecto para abrir boca

Cócteles para hacer en casa Kir

Si el Negroni es el símbolo por excelencia del aperitivo en Italia, el Kir lo es en Francia. Mientras que el primero utiliza un producto tan patrio como es el Campari, en el caso del Kir sucede lo mismo pero con el vino. Es más: la receta del cóctel Kir tiene tantas versiones en nuestro país vecino que, en algunas partes de Francia, se elabora incluso con sidra.

Para poder disfrutarlo tendremos que mezclar en una coctelera con hielo 50 ml. de Brockmans Gin, 50 ml. de vino blanco y 25 ml. de Lemay Crème de Cassis. Removemos hasta enfriar la mezcla, y colamos para servir en una copa alta. Para decorar, haremos una pequeña brocheta de arándanos azules y uva. ¡Simplemente delicioso!

4. Gimlet, uno de los cócteles para hacer en casa que triunfará

Cócteles para hacer en casa Gimlet

Cítrico, fresco y súper cinematográfico. Hablamos de unos de los cócteles más habituales en el cine negro. Quizás por la estética de su presentación, o porque durante la época era la receta de moda. Sea por la razón que sea, es uno de los cócteles para hacer en casa perfectos. Tanto si optamos por servirlo de aperitivo como si nos decantamos por hacerlo después del postre.

Para ejecutar correctamente la receta del Gimlet, tan solo tendremos que verter en una coctelera con hielo macizo 60 ml. de Brockmans Gin, 15 ml. de zumo de lima recién exprimido; y una cantidad de sirope azúcar que oscila entre los 7 y los 15 mililitros. Al gusto del paladar. Agitamos enérgicamente, y colamos para servir en una copa tipo Martini. Solo un twist de lima será suficiente para redondear el conjunto.

5. Brockmans 75, versión del French 75

Cócteles para hacer en casa French 75

Un cóctel elegante y perfecto para cualquier momento. Cuando hablamos de elegancia no nos referimos únicamente a su estética. También lo hacemos a la personalidad de la mezcla. Curiosamente, el French 75 fue el cóctel más famoso tras la Primera Guerra Mundial. Su nombre homenajeaba a uno de los cañones más significativos en la contienda.

Saborear la receta del Brockmans 75, una interpretación de este clásico con nombre francés, pasa por un par de simples pasos. Tan solo tendremos que añadir en una coctelera con hielo macizo 50 ml. de Brockmans Gin, 25 ml. de zumo de limón recién exprimido y 15 ml. de sirope de azúcar. Colamos para servir en una copa de Champagne. Rellenamos la copa con Champagne, Prosecco o un vino espumoso de buena calidad. Para redondear la copa, tan solo un detalle más: un twist de limón.

6. Cosmopolitan, uno de los clásicos más recientes

Cócteles para hacer en casa Cosmopolitan

Nacido en los años 70 del pasado siglo. La receta del Cosmopolitan ha convertido este cóctel en un clásico a pesar de su juventud. Un auténtico icono de la elegancia y la sensualidad. Dos valores que, gracias a la famosa serie “Sex in the City”, quedaron todavía más patentes en esta copa.

Disfrutarlo pasa por mezclar en una coctelera con hielo 35 ml. de Brockmans Gin, 15 ml. de Cointreau, 15 ml. de zumo fresco de lima y 30 ml. de zumo fresco de arándano. Agitamos enérgicamente, y colamos para servir en una copa tipo Martini previamente enfriada. Para redondear la propuesta: tan solo un twist de lima.

7. Gin tonic, el cóctel para hacer en casa estrella

Cócteles para hacer en casa gin tonic de Brockmans

Y sí. En nuestra lista de cócteles para hacer en casa no puede faltar el gin tonic. Un combinado que se convirtió en protagonista de las barras hace una década, y continúa reivindicando su reinado. Un trago perfecto para terminar una buena cena, para iniciar una velada o para disfrutar toda una noche.

Como no podía ser de otra manera, proponemos una receta perfecta. Hablamos del Perfect Serve de Brockmans. Un gin tonic equilibrado, lleno de matices y sumamente sensual. La receta de este gin tonic ideal, incluso, para quienes no beben ginebra es sencilla de ejecutar. Basta con llenar una copa de balón con hielo macizo y añadir 50 ml. de Brockmans Gin. Acompañamos la ginebra de una tónica premium, que serviremos lentamente para conservar su burbuja. Para finalizar, tan solo un detalle más: un twist de pomelo rosa y dos arándanos azules. ¡Anímate a probarlo así, y no querrás saborearlo de otra forma!

8. Old Fashioned, un clásico con una interpretación sugerente

Cócteles para hacer en casa Old Fashioned

Un clásico entre los clásicos. Uno de esos cócteles para hacer en casa ideales para los amantes de la coctelería más purista. En lugar del habitual whisky, te proponemos un cóctel reinterpretado. Uno, el Bold Fashioned, que sustituye esta bebida por ginebra. Perfecto para quienes quieran experimentar nuevas sensaciones.

La receta de este Old Fashioned con el sello de Brockmans utiliza un sabor sumamente habitual Reino Unido: el ruibarbo. Para disfrutar de este cóctel, tan solo tendremos que añadir en una coctelera con hielo macizo 45 ml. de Brockmans Gin, 10 ml. de Amaro de Ruibarbo, tres gotas de bíter de ruibarbo y dos gotas de biter de Angostura. Dejamos para la decoración la última nota aromática. Y es que utilizaremos una tira de piel de naranja con clavos de olor.

9. Tom Collins, una copa fresca ideal para cualquier momento

Cócteles para hacer en casa Tom Collins

No solo es uno de los cócteles para hacer en casa perfectos. También es uno de los cócteles clásicos con más solera y trayectoria. Tanto que su nombre bautiza, también, uno de los tipos de cristalería para coctelería. Un compañero fiel que encierra un cóctel fresco, cítrico y delicioso.

La elaboración de la receta de Tom Collins no puede ser más sencilla. Añadiremos en una coctelera con hielo 45 ml. de Brockmans Gin, 30 ml. de zumo recién exprimido de limón y 15 ml. de sirope de azúcar. Agitamos, colamos y servimos en un vaso tipo Tom Collins enfriado previamente con hielo. Tan solo quedan dos detalles más. Por un lado, rellenar la copa con 60 ml. de agua carbonatada. Por otro, decorar con una rodaja de limón y dos arándanos azules. ¡Sencillamente delicioso!

10. Bramble, uno de los cócteles ingleses más emblemáticos

Cócteles para hacer en casa Bramble

Y dejamos para el final uno de los cócteles de referencia de la coctelería inglesa. Un cóctel nacido en el mítico Fred’s Club del Soho londinense, que a pesar de sus años continúa estando de rabiosa actualidad. Una receta perfecta para ponerle sabor al otoño y al invierno, que sorprende y seduce.

Para ejecutar la receta del Bramble, empezaremos llenando un vaso con hielo picado. En una coctelera con hielo macizo añadiremos añadiremos 40 ml. de Brockmans Gin, 20 ml. de zumo recién exprimo de limón, y 15 ml. de sirope de azúzar. Agitamos, colamos y servimos en el vaso. Para rematar la copa, añadimos 15 ml. de Crème de Mure y dos arándanos azules como decoración. ¡Y solo queda disfrutar de sus sabores!

Diez recetas de cócteles para hacer en casa perfectas para disfrutar y para sorprender. ¿Cuál te animarías a ofrecer a tus invitados? ¡Cuéntanoslo!