Cócteles

Ultra Violet, nuestro cóctel para San Valentín

Disfrutar de los placeres más mundanos, y dejarse seducir. Dos máximas para vivir el Día de los Enamorados que se cumplen con nuestro cóctel para San Valentín.

Es una de esas fechas que, de una u otra manera, se acaba celebrando de alguna forma. El 14 de febrero puede ser interpretado y vivido de muchas maneras, sí. Pero, sea como sea, lo cierto es que todas las celebraciones tienen algo en común. Y es que esta fecha invita a entregarse al disfrute de los placeres más carnales. Un goce en el que no puede faltar un cóctel para San Valentín que ponga sabor propio a la noche.

Es precisamente ella, la noche, el hábitat natural de esta celebración. El ambiente idóneo para despertar los sentidos, y preparar hasta el último poro de nuestra piel para vivir la velada con intensidad. Un momento hedonista en el que, sin duda, gastronomía y coctelería juegan un papel primordial. Una razón de peso para que, independientemente de cómo sea nuestro 14 de febrero, no olvidemos ponerle el broche final perfecto con un cóctel para San Valentín que cumpla el objetivo del día: seducir. Un coqueteo que podemos compartir con otros o, simplemente, disfrutar en solitario.

Al igual que sucede con otras fechas marcadas, un cóctel para San Valentín debe reunir algunas características: ser aromático, contar con una textura sedosa y con potencia. Un trío de ases ideal para convertir la copa en un juego de experiencias que involucre a los cinco sentidos.

Buscando ese despertar de emociones, hemos elegido un cóctel para San Valentín que no deja indiferente a nadie. Uno en el que los matices singulares de Brockmans Gin, con la mora y los arándanos como protagonistas de su sabor, se combinan con otro de los perfumes que pueden descubrirse olfateándola: las notas de violetas. Una base aromática perfecta que se redondea con la potencia de la absenta, y los matices de hierbas y especias que dan carácter al vermut.

Una propuesta que, tratándose de un cóctel para San Valentín, solo puede terminarse de una manera: con flores. Un detalle que reversiona ese clásico entre los regalos para San Valentín, incorporándolo en la copa.

INGREDIENTES DE NUESTRO CÓCTEL PARA SAN VALENTÍN

Cóctel para San Valentín 2019
  • 50 ml. de Brockmans Gin
  • 20 ml. de absenta
  • 20 ml. de crema de violetas
  • 10 ml. de vermut seco
  • Flores comestibles para decorar

CÓMO ELABORAR NUESTRO CÓCTEL PARA SAN VALENTÍN

Introducir las cantidades de Brockmans Gin, absenta, crema de violetas y vermut seco en una coctelera con hielo macizo. Remover durante cinco o seis segundos. No agitar.

Colar para servir en un vaso tipo Martini o una copa Coupé.

Decorar con una flor comestible presentada como banderilla.

Un cóctel para San Valentín ideal para terminar una cita, o para desatar la pasión de la noche.