Es el color por excelencia de la Navidad. Una tonalidad que puede colarse en las copas y que, de hecho, será un plus

Si hay una época del año en la que cuidamos hasta el último detalle esa es la Navidad. Y, por eso, nuestra propuesta de cócteles rojos para esta época del año no debe caer en saco roto. Una forma de contribuir a esa atmósfera única que se crea en esta época del año, y que será un detalle que no pasará desapercibido entre nuestros invitados.

La Navidad invita a mimar cada detalle, y poner una guinda como esta con recetas de cócteles en el color por excelencia de las fiestas puede ser un gran punto a nuestro favor. Una forma de mimar a quienes se sienten alrededor del espacio protagonista de estas fechas: la mesa. Una que nos reúne, que es escenario de conversaciones y que nos invita a compartir tiempo sin prisas.

Y, aunque no nos guste la Navidad, es un hecho que no podemos escaparnos de ellas. Y, a pesar de las nostalgias o la poca gana que tengamos de celebrar estas fechas, lo cierto es que saborearlas con cócteles siempre las hace más llevaderas. Así que ¿por qué no conmemorar las fiestas con cócteles rojos que nos hagan disfrutar de ellas de una forma original?

5 CÓCTELES ROJOS PARA SORPRENDER A NUESTROS INVITADOS

Los cócteles rojos son mucho más habituales de lo que nos puede parecer a priori. Es innegable: cuentan con una estética impactante y, por ello, reinan con una personalidad única en cualquier barra. Por eso, aplicados a las fiestas de Navidad, pueden ser excelentes aliados para quienes busquen cócteles para hacer en casa. Porque, ya sea como aperitivo o como antesala de una larga sobremesa, estas recetas nos permitirán relajarnos, alargar la velada o, incluso, despedir el año.

Veamos en detalle algunos cócteles rojos sencillos de elaborar con los que podemos hacer de esta Navidad una inolvidable.

1. Brockmans Burlesque, uno de esos cócteles rojos que no puede faltar en la lista

Burlesque, una de nuestras recetas de cócteles de invierno

Es un cóctel seductor, atractivo y sumamente llamativo… ¡y no solo por su nombre! La decisión de servir en una copa tipo Champagne es siempre un sinónimo de elegancia. Y si además las características del combinado siguen la misma pauta, que la siguen, el resultado es de lo más sugerente a la vista pero también al paladar.

Con una sofisticada complejidad, puede ser el trago perfecto para comenzar una velada. Un cóctel sencillo de hacer en el que, además de las notas de Brockmans, hay dos muy características: los matices de Hibiscus y las moras. Si te animas a realizarlo, échale un vistazo a la receta del Brockmans Burlesque. ¡Te seducirá!

2. Brockmans Cosmopolitan, un clásico reinterpretado que nunca pasa de moda

BM Making Xmas Cosmopolitan

Es, quizás, el máximo exponente de los cócteles rojos. La historia del Cosmopolitan es, cuanto menos, curiosa. Se convirtió en el cóctel de moda de los 90 y, a pesar de esos inicios, cayó en el olvido durante muchos años. Sin embargo, se convirtió en uno de esos cócteles de series que se quedarían en nuestras retinas para siempre gracias a «Sexo en Nueva York». Una ficción que marcaría el resurgir de un cóctel que, ya desde antes, era sinónimo de glamour.

Aunque la receta original de esta mezcla es con vodka, nosotros contamos con nuestra propia reinterpretación. Una en la que Brockmans Gin y Cointreau crean una base perfecta que acaba de redondearse gracias a zumo de lima y de arándano. Mejor conoce la receta del Cosmopolitan de Brockmans. Y sí: querrás hacerlo.

3. Gin Kir, la visión británica de un clásico francés

Brockmans Gin Kir

Otro de esos cócteles rojos que cualquier amante de la coctelería ha probado alguna vez en su vida. El Kir es una de las recetas clásicas de la mixología francesa y, curiosamente, utilizar un producto muy de su tierra: el vino. Un ingrediente que, rompiendo con cualquier idea preconcebida, no es el responsable de la increíble coloración de este cóctel. En realidad, la tonalidad se debe a la presencia de crema de cassis o grosella negra.

Más allá de su complejidad y su potencia aromática, es un cóctel para ser servido muy frío. Y no solo eso: respetando la tradición gala, es ideal como aperitivo. Así que nada como conocer la receta de este Gin Kir para incluirlo, sí o sí, en la bienvenida de nuestro menú de Navidad.

4. Brockfast Martini, uno de los cócteles rojos más cítricos

Que nadie crea que por ser cítrico no es adecuado para meses de frío… porque lo es. Este Brockfast Martini es, en realidad, un cóctel goloso perfecto para quienes disfrutan de tragos dulces; o cambian el clásico postre por el deleite de un combinado de coctelería. Algo que se da más de lo que pensamos, y para lo que esta guía de cócteles rojos puede ser auténtico as en la manga en Navidad.

Calidez y frescura se combinan en una copa que cuenta con ingredientes tan singulares como la mermelada de naranja o el sirope de moras. Basta con mirar la receta del Brockfast Martini para saber que no dejará indiferente a nadie.

5. When Ginger met Ruby, nuestra propuesta más personal para esta Navidad

Uno de nuestros cócteles rojos más especiales. Una receta cálida, compleja, refrescante y sumamente atractiva para quienes quieran degustar un trago que juega con dos opuestos muy significativos. Por un lado, notas amargas. Por otro, notas dulces. Unos contrastes ideales para paladares exigentes que, además de disfrutar de un cóctel, quieran entretenerse descubriéndolo.

Si algo marca este cóctel es que la intensidad de sus aromas. Y no hay más que ver la receta del cóctel When Ginger met Ruby para hacerse una idea: vino Oporto, Brockmans Gin y Ginger Ale.

Y ahora que te los hemos presentado todos ¿cuál de estos cinco cócteles rojos te animarías a disfrutar esta Navidad?