Pocas tipologías de cócteles hay tan singulares como los Ramos Fizz. Refrescantes, cítricos y dulces simultáneamente, constituyen una de las familias más apreciadas en coctelería por su versatilidad e historia. Nacidos a comienzos del siglo XX, este estilo de coctelería conserva la elegancia de sus orígenes. Unos que se situaban en la impetuosa ciudad de Nueva Orleans de la época, en la […]

Pocas tipologías de cócteles hay tan singulares como los Ramos Fizz. Refrescantes, cítricos y dulces simultáneamente, constituyen una de las familias más apreciadas en coctelería por su versatilidad e historia.

Nacidos a comienzos del siglo XX, este estilo de coctelería conserva la elegancia de sus orígenes. Unos que se situaban en la impetuosa ciudad de Nueva Orleans de la época, en la que el Mayer´s Restaurant escribió su propia página en la historia por ser un símbolo de este tipo de coctelería.

Un local en el que, cada tarde, doce barmen vestidos de un blanco impoluto agitaban a la vez en sus cocteleras bebidas de estilo Ramos Fizz. Un reclamo para el viandante pero, también, una respuesta a la demanda de los que eran entonces los cócteles de moda.

Cóctel Brockmans Sour Bee Fizz

Recuperando ese espíritu refrescante de los Ramos Fizz, Brockmans ha reinterpretado un clásico con su personal receta: Brockmans Sour Bee Fizz.

Para elaborar un Brockmans Sour Bee Fizz, añadir en una coctelera con hielo macizo:
– 15 ml. de zumo de lima
– 25 ml. de jarabe de miel
– 1 clara de huevo
– 50 ml. de Brockmans Gin

Cóctel Brockmans Sour Bee Fizz

Agitar vigorosamente y colar antes de verter en la copa. A diferencia del cóctel original, que se servía en un vaso Tom Collins, para esta reinterpretación elegimos el vaso estilo Margarita.

Añadir el toque de limón (15 mililitros) y decorar con una tira de cáscara de limón, colocándola en el borde de la copa.

Cóctel Brockmans Sour Bee Fizz

Un cóctel para disfrutar el sabor de la primavera en un combinado: suaves notas florales en armonía con otras cítricas y dulces en un cóctel cremoso dispuesto solo para deleitarse.

Un combinado perfecto para entregarse al placer de una noche al aire libre, rindiéndose a los encantos de la primavera y disfrutando de una banda sonora tan sugerente como ésta.

 

¿Te animas a probar la combinación?