El Ginger Ale es uno de los refrescos más populares de Inglaterra desde finales del siglo XIX, momento en el que empezó a mezclarse con destilados. Presentado como bebida carbonatada, el jengibre es protagonista tanto de su sabor como de su aroma. Brockmans reinterpreta la manera de disfrutar de este sabor tan personal con una propuesta en la que las […]

El Ginger Ale es uno de los refrescos más populares de Inglaterra desde finales del siglo XIX, momento en el que empezó a mezclarse con destilados. Presentado como bebida carbonatada, el jengibre es protagonista tanto de su sabor como de su aroma.

Brockmans reinterpreta la manera de disfrutar de este sabor tan personal con una propuesta en la que las notas del jengibre se equilibran con las florales de la suma de botánicos de esta ginebra Like No Other.

Añadir en una copa de balón con unos cuantos hielos:
– 50 ml. de Brockmans Gin
– Ginger Ale Premium
– El zumo de tres rodajas de limón

Remover hasta mezclar todos los ingredientes.

Decorar con dos arándanos azules y, para los amantes de la intensidad aromática del jengibre, añadir una fina tira.

BROCKMANS GINGER ALE

BROCKMANS GINGER ALE