Con espíritu intimista y de marcado carácter urbano, el Hotel Murmuri de Barcelona pone a disposición de los viandantes de las Ramblas de Catalunya un lugar perfecto para aislarse del mundanal ruido: el Bar Marfil. Un espacio para disfrutar de buena coctelería de Jordi Albiol, con creaciones de autor tan singulares como esta inspirada en […]

Con espíritu intimista y de marcado carácter urbano, el Hotel Murmuri de Barcelona pone a disposición de los viandantes de las Ramblas de Catalunya un lugar perfecto para aislarse del mundanal ruido: el Bar Marfil. Un espacio para disfrutar de buena coctelería de Jordi Albiol, con creaciones de autor tan singulares como esta inspirada en Brockmans: Mediterranean Sundance.

A pie de calle y con entrada desde las propias Ramblas, el Bar Marfil es una invitación a desconectar del ritmo acelerado de la cosmopolita Barcelona. Un local versátil, perfecto para tomar café, tapear o disfrutar la noche al ritmo de las buenas copas; que, además, supone un reducto de calma en mitad de una de las calles más transitadas de la Ciudad Condal.

Un oasis destinado para quienes quieren regalarse un paréntesis en su acelerado día.

Para ello, el ambiente es el idóneo. A su espíritu chic se le une una decoración marcada por el diseño más trendy (con un elegante equilibrio entre el blanco y el negro), sofás para relajarse copa en mano y una biblioteca para abandonarse a la lectura.  Y como reina del espacio, una única protagonista: la barra tras la que Jordi Albiol prepara copas y cócteles de autor para deleitar a sus visitantes.

bar-marfil-murmuri-barcelona

A sus 32 años, atesora más de una década de experiencia en la coctelería. Una trayectoria que comenzó casi por casualidad, cuando un trabajo de verano le hizo descubrir el mundo de la mixología y decidir crecer en él. Desde entonces, a su pasión se le ha sumado el trabajo con grandes profesionales (que considera mentores) pero, también, una intensa formación para descubrir más de este mundo de aromas y perfumes.

Desde hace cuatro años, ejerce de Head Bartender del local. Un lugar en el que experimenta y diseña cócteles de autor para sorprender a sus clientes. Y, entre sus creaciones, no podía faltar una en la que Brockmans fuera su inspiración. Un cóctel para el que, además, ha contado con la colaboración del jefe de cocina del Hotel Murmuri (Jordi Ureña), responsable de la espuma que corona esta propuesta.

Jordi Ureña (jefe de cocina del Hotel Murmuri) y Jordi Albiol (Head Bartender del Bar Marfil), creadores del cóctel Mediterranean Sundance.

Jordi Ureña (jefe de cocina del Hotel Murmuri) y Jordi Albiol (Head Bartender del Bar Marfil), creadores del cóctel Mediterranean Sundance.

Nombre completo del mixólogo: Jordi Albiol Bonet
Nombre del local: Bar Marfil (Hotel Murmuri)

Describe tu bar en pocas palabras: un local elegante y chic, en el que tomar algo en un ambiente tranquilo con buenos cócteles y copas.

Lo mejor que has escuchado tras la barra de un bar: me encanta la gente que trata de arreglar el mundo mientras saborea su copa

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? Creo que la aparición en el mercado de ginebras de altísima calidad y muy variadas ha hecho que gran parte de la sociedad se pueda ver identificada con este long drink.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir ¿cuál sería? Creo que me decantaría por un Negroni

Mediterranean Sundance es tu cóctel ¿por qué lo has llamado así? Está inspirado en el tema del compositor Al Di Meola, que toca junto al gran Paco de Lucía. Buscamos sabores mediterráneos, tan aromáticos como el romero o la albahaca.

¿Cómo o con qué recomiendas disfrutar tu cóctel? Lo tomaría escuchando este magnífico tema que me sirvió de inspiración.

coctel-bar-marfil-murmuri

Ingredientes

  • 0,2 cl. de Yuzu
  • 0,6 cl. de Brockmans Gin
  • 0,2 cl. de St. Germain
  • Espuma de albahaca

Elaboración

Verter en la coctelera las cantidades de Yuzu, Brockmans Gin y St. Germain mencionadas. Añadimos hielo y batimos enérgicamente.

Vertemos la mezcla en un vaso estilo on the rocks que tendrá tres cuartas partes de hielo pilé.

Añadimos la espuma de albahaca (realizada en sifón) hasta completar el vaso. Decoramos con una rama de romero y un twist de limón comestible.

Una propuesta refrescante y rica en aromas, que atrapa la esencia mediterránea de Barcelona en su receta. Ideal para aislarse de la ciudad durante un rato para descubrir sus matices.